Estado de catástrofe.

Estado de Catástrofe Coronavirus (Covid-19)

El 3 de marzo se detectó el primer caso confirmado de coronavirus en Chile. A partir de ahí la cifra explotó. A dos semanas de confirmarse el primer caso en el país, las autoridades han tenido que elevar al máximo el estado de alerta, llegando hoy a decretar Estado de Catástrofe.

Hoy Chile se encuentra en etapa 4. Esto significa que ya tenemos circulación viral y dispersión comunitaria del virus en nuestro país. Por estas razones y de acuerdo con Plan de Acción diseñado por el gobierno, con la colaboración de la OMS y la asesoría científica, se ha decretado Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe en todo el territorio nacional el cual tendrá una duración de 90 días y entrará en vigor a partir de las 00:00 horas del día de mañana.

¿Qué significa esto?

De acuerdo al Artículo 41 de la Constitución, el Estado de Catástrofe se declara en caso de calamidad pública. El presidente podrá restringir las libertades de locomoción y de reunión. Podrá también disponer requisiciones de bienes, establecer limitaciones al ejercicio del derecho de propiedad y adoptar todas las medidas extraordinarias de carácter administrativo que sean necesarias para el pronto restablecimiento de la normalidad.

El presidente aun así deberá informar al Congreso nacional de las medidas adoptadas en virtud de catástrofe y éste podrá dejar sin efecto la declaración transcurridos 180 días desde que se implementó si es que la situación que lo provocó ha cesado completamente.
La zona de catástrofe, en este caso todo el territorio nacional, se dividirá en zonas que quedarán bajo la dependencia de jefes de zona designados quienes decidirán las instrucciones para dichas zonas respectivamente.

¿Cuál es el objetivo?

Dar mayor seguridad a nuestros hospitales y todos los sitios de atención de salud, proteger mejor la cadena logística y traslado de insumos médicos, facilitar el cuidado y traslado de pacientes y personal médico y la evaluación de personas, resguardar el cumplimiento de las cuarentenas y medidas de aislamiento social, garantizar la cadena de producción y

distribución para asegurar el normal abastecimiento de la población y, finalmente, proteger y resguardar mejor nuestras fronteras.